El futuro es siempre incierto.

“El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.”

-Victor Hugo-

¿Sabes cuál es el papel de la nutrición en esta época de pandemia?

La pandemia ha transformado la vida y la rutina de las personas, sin importar su raza, ingreso o filiación. La naturaleza del cuerpo exige estrategias de refuerzo para garantizar una salud física y mental. 

“Eres lo que comes”, reza un refrán que resume y confronta los hábitos de cualquiera. Pero en las condiciones particulares de esta cuarentena y pandemia, ¿qué dice tu alimentación de ti?

La nutrición balanceada es un aspecto fundamental en la salud física y mental de las personas. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), una nutrición con baja calidad puede reducir el sistema inmunológico, aumentar el riesgo de contraer enfermedades, alterar el desarrollo y reducir la productividad. 

Es muy probable que ahora pases más tiempo sentado, no realices mucho ejercicio o te cueste mantener tus horarios de comida. Esto tiene un impacto rotundo en tu cuerpo, en tu mente y, sobre todo, en el sistema inmunológico. Por ello es crucial aprender a mantener una nutrición balanceada. 

Antes que nada: ¿cómo afecta la nutrición al sistema inmunológico? 

El sistema inmunológico es el mecanismo natural del cuerpo que te protege de la invasión de patógenos y se encarga de movilizar una respuesta para neutralizar el efecto de los microorganismos invasores. 

La manera en la que te alimentas repercute en la función del sistema inmune, ya que la cantidad y el tipo de alimentos que consumes modula la actividad de las células. 

Existe evidencia del efecto que tienen diversos nutrientes para el correcto funcionamiento de este sistema. Mira algunos ejemplos: 

  • Se ha observado que la vitamina A, los betacarotenos, la vitamina D, vitamina E y el zinc influyen en la activación correcta de las células capaces de defenderte de una infección. 
  • Otros compuestos considerados antioxidantes como el selenio, el resveratrol y los flavonoides pueden neutralizar un estado de estrés oxidativo y tienen un potencial efecto antiviral. 
  • Las vitaminas C y E incentivan el desarrollo y proliferación celular, además de tener una acción antioxidante. 

Así como estos, muchos otros nutrientes impactan en tu sistema inmunológico por lo que es esencial que tu dieta tenga todos los elementos que le hacen falta a tu cuerpo para estar sano.  

¿En serio la nutrición ayuda al sistema inmunológico a ser más fuerte frente al COVID-19?

Cuando existe un contagio, es el sistema inmune el que funciona como una primera línea de defensa para contener el virus. Debido a esto, es necesario que las células y las moléculas que participan en esta defensa se encuentren en el mejor estado posible, por lo que la alimentación es central. 

De hecho, de acuerdo con el Instituto Europeo de Investigación en Patología Celular Integrada, un patrón de alimentación saludable podría modular la actividad de las células inmunes durante una infección, reduciendo la gravedad de la infección, incrementando la velocidad de recuperación y dando mayor esperanza de vida a los pacientes más vulnerables. 

¿Cómo podemos ayudar a nuestro sistema inmune a que sea más fuerte, sobre todo en este tiempo de pandemia? 

La OMS y otras organizaciones recomiendan una serie de acciones que puedes tomar en cuenta para obtener una nutrición e hidratación adecuadas. Estas son algunas de ellas: 

  • Consume alimentos frescos todo los días como frutas, verduras, granos integrales, leguminosas y semillas. 
  • Come al menos una porción de verduras o frutas de distintos colores al día. 
  • No cocines demasiado las verduras y frutas ya que esto puede provocar la pérdida de vitaminas. 
  • Sabemos que no todos tenemos acceso a los mismos tipos de alimentos, entonces, si sabes que tu alimentación no es balanceada, busca una suplementación alimenticia de calidad que te refuerce. 
  • Es esencial beber agua cada día, de preferencia de 8 a 10 tazas. 
  • Evita consumir alimentos que contengan azúcar, sal y grasa en exceso, busca alternativas de botanas más saludables. 
  • Algunas personas están ansiosas o estresadas en la pandemia y suelen comer más. Si te sientes así, realiza otra actividad antes de ingerir algún alimento o si lo crees pertinente, busca ayuda profesional. La salud mental es igual de importante que la física. 
  • Evita las carnes rojas o procesadas y elige carnes blancas o pescado. 

Aquí te dejamos la lista completa de las recomendaciones que publicó la Organización Mundial de la Salud para tener una buena nutrición durante el brote de COVID-19. 

Un tip importante 

Por último, sabemos que las circunstancias de cada persona son distintas y eso influye en su alimentación: algunas  no tienen acceso a todo tipo de comida, otras llevan una dieta especial debido a alguna enfermedad o condición médica, otras no pueden comer a sus horas por sus actividades o porque son alérgicas a cierta comida.

En este sentido, es importante recordar que los suplementos alimenticios son aliados invaluables para darle a tu cuerpo todos los minerales, vitaminas, proteínas, grasas y antioxidantes que necesita. Sobre todo ahora, es necesario que cuides tu cuerpo de manera integral y consciente. 

Fuentes:

-Conexión Nutrición/Universidad Nacional Autónoma de México. Sitio consultado en marzo de 2021: https://covid19comisionunam.unamglobal.com/?p=84294

-Instituto Europeo de Investigación en Patología Celular Integrada. Sitio consultado en marzo de 2021: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7064018/

-Organización Mundial de la Salud. Sitio consultado en marzo de 2021: https://www.who.int/topics/nutrition/es/

-Organización Mundial de la Salud. Sitio consultado en marzo de 2021: http://www.emro.who.int/nutrition/nutrition-infocus/nutrition-advice-for-adults-during-the-covid-19-outbreak.html